SANIDAD

La huida de enfermeras catalanas al extranjero crece el 70% en un año

EL PERIÓDICO
BARCELONA
 
El único personal sanitario que ya ha empezado a sufrir los efectos del recorte presupuestario es el de enfermería, sector que en Catalunya ocupa en la actualidad a cerca de 40.000 profesionales. El Col·legi d’Infermeria de Barcelona (que afilia a 34.000 tituladas) ha recibido en el último año un 70% más de solicitudes de trabajo en el extranjero que en el 2009, informó ayer Josep Paris, portavoz de dicha institución. En el primer trimestre del 2011 han tramitado 250 solicitudes, que se suman a las 740 recibidas en el 2010, explicó. La formación de las enfermeras catalanas es valorada por su alta cualificación y, como ya ocurrió hace 10 años, son muy bien acogidas en hospitales de Reino Unido e Italia, deficitarios de este personal.
Los hospitales británicos ofrecen a la enfermería procedente de Catalunya un contrato de como mínimo un año de duración –los de aquí son de pocas semanas–, un sueldo neto no inferior a los 1.700 euros, similar al de los centros catalanes, y una amplia gama de complementos. Tienen alojamiento y cursos de idiomas gratuitos, se les abona el desplazamiento desde España y pueden disponer de un traductor guía. «Algunas enfermeras nos piden trabajo de forma desesperada», explicó París.