ENCARECIMIENTO DE UN SERVICIO BÁSICO

Uso cotidiano del agua en un hogar. (JOSEP GARCIA)
 

El recibo del agua subirá de golpe hasta el 30% en el área de BCN

El encarecimiento de la factura afectará a unos 4,5 millones de personas después del verano

La medida pretende reducir el endeudamiento de 600 millones de la empresa pública ATLL

AGUSTÍ SALA
BARCELONA
 
Hasta un 30% o, para ser más concretos, 78 euros de recibo trimestral para una familia que en la actualidad paga unos 60 euros trimestrales, es decir 18 euros más. Esa será una de las consecuencias a partir de este otoño del incremento que las compañías suministradoras de agua tendrán que aplicar a unos 4,5 millones de habitantes del área metropolitana y otras comarcas colindantes con Barcelona para compensar el alza del 70% en la factura que les cobra la empresa pública de la Generalitat Aigües Ter-Llobregat (ATLL) por explotar la red básica y abastecerles.

UNA HORQUILLA DEL 20% AL 30% / La horquilla en la que se tendrán que mover los ayuntamientos de Barcelona, que son los que tienen que autorizar las nuevas tarifas, estará entre el 20% y el 30%, según fuentes del sector consultadas. Además, el tipo del IVA reducido que se carga en las facturas del agua subirá dos puntos a partir de septiembre, que también notarán los consumidores en sus bolsillos. El impacto en el precio final dependerá del peso de este coste en las cuentas de cada municipio, pero las primeras estimaciones apuntan a un encarecimiento del recibo medio de del 25% o 26% en la ciudad de Barcelona; 34% en Sabadell; 30% en Mataró; 31% en Ripollet; 32% en Arenys de Mar, 30% en El Masnou, 30% en Mollet del Vallès, 23% en Sitges, 28% o 29% en Granollers y 28% en Vilassar de Mar, por poner solo unos ejemplos de fuentes del sector.
Esta repercusión contrasta con los cálculos iniciales que hizo ATLL, según los cuales el recibo para los usuarios debía subir entre el 2% y el 10%. Estas previsiones provocaron la indignación en el sector, que las consideraron como una especie de «trágala». Y es que, en opinión de las compañías, el impacto en la factura para los clientes finales debe ser mucho mayor, ya que el importe de la tarifa por el consumo de metros cúbicos supone alrededor del 50% de la factura total. La otra mitad del recibo corresponde al canon del agua y otros gravámenes que aplica el sector público como la tasa de alcantarillado.
La medida, que deberán acordar los ayuntamiento tras las vacaciones de verano, afectará a alrededor del 70% de la población de Catalunya, además de industrias y empresas. ATLL distribuye en alta el agua para compañías públicas y privadas de más de un centenar de municipios de las comarcas de Alt Penedès, Anoia, el Baix Llobregat, el Barcelonès, el Garraf, el Maresme, la Selva, el Vallès Oriental y Occidental. Las compañías abastecedoras son o bien municipales o concesionarias como Aigües de Barcelona (Agbar).

DÉFICIT / La subida de la factura a las suministradoras persigue paliar el ahogo financiero de ATLL, que no ha logrado refinanciar su endeudamiento superior a 600 millones. El déficit de la empresa fue a 31 de diciembre pasado de 34 millones. El consejo de ATLL, presidido por Leonard Carcolé y en el que la Generalitat tiene la mayoría, achaca el ahogo de la compañía al retraso en las reformas de los anteriores gestores del tripartito.