BALONCESTO. LA EUROLIGA

El azulgrana Huertas suelta el balón, presionado por Williams y Gipson en el partido de ayer. (AFP / CHRISTOPHE STACHE)
 

El Barça firma el pase al Top 16 con una exhibición en Alemania

Mickeal, con 17 puntos, destaca en el partido 500 de los azulgranas en la competición europea

LUIS MENDIOLA
BARCELONA
 
En una jornada de conmemoraciones, el Barça Regal supo estar a la altura de lo que se espera de su historia. En el partido número 500 en la competición europea (sumando tanto los disputados en la antigua Copa de Europa como en la actual Euroliga), el equipo azulgrana ofreció una de sus mejores actuaciones colectivas de la temporada y pasó por encima del Brose Basket (66-86) para asegurarse de forma matemática su pase al Top 16.
Después de seis jornadas, el equipo de Xavi Pascual sigue invicto en el torneo europeo y ha ganado 11 de los últimos 12 partidos disputados, lo que habla por sí solo del buen momento por el que atraviesan.
Fue un 14 de enero de 1969 cuando el Barça jugó su primer encuentro europeo en la pista de US Marocaine. Y su triunfo en aquel estreno (65-82) resultó casi tan cómodo como el que vivió ayer en la caliente cancha de Bamberg, repleta de un público entregado y ruidoso.
El Brose Basket complicó los primeros 20 minutos a los hombres de Xavi Pascual (42-47 en el descanso), pero acabó rendido y levantando la bandera blanca, incapaz de mantener la intensidad de los barcelonistas y mucho menos igualar la profundidad de su banquillo.

CON LAS TRES ESTRELLAS / Pete Mickeal, con 17 puntos y 7 rebotes, bordó su actuación en la cancha alemana, apenas unos días después de haberse reincorporado al equipo, superados ya los problemas físicos que lo mantuvieron en la enfermería un par de semanas. Pero junto a Mickeal, también estuvieron inspirados los otros dos grandes referentes azulgranas: Navarro y Lorbek, con 13 y 14 puntos, respectivamente. Enganchados al acierto de sus tres estrellas, el Barça no solo aguantó el ritmo trepidante que intentó aplicar el Brose Basket, sino que acabó desfondando a su rival.
Cuando el banquillo azulgrana da un paso adelante, es difícil mantenerle el paso al Barça. Y eso fue lo que sucedió ayer, sobre todo en el segundo tiempo en el que Huertas volvió a demostrar el buen momento por el que atraviesa. Después de un inicio de temporada titubeante, Wallace confirmó que va hacia arriba y resultó una ayuda importante (7 puntos, 4 rebotes), igual que sucedió con Jawai, Rabaseda y Todorovic.
En realidad, todo el banquillo sumó y aportó algún punto a excepción del base lituano Sarunas Jasikevicius, a quien le está costando engancharse al ritmo, y solo estuvo cinco minutos en cancha.

IGUALAR EL REBOTE / A pesar de lo que pueda parecer por el marcador, el Brose Basket no es un mal equipo. Y durante los dos primeros cuartos plantó cara al Barça Regal, enganchado al acierto de Bostian Nachbar (17 de sus 18 puntos anotados en el primer tiempo) y también a la agresividad con la que buscó el rebote y que le permitió dominar las zonas (14 rebotes ofensivos).
A la que el Barça subió el nivel de intensidad en defensa e igualó la pelea por el rebote, el partido entró en una dinámica muy favorable para los intereses de los azulgranas que, un día más, volvieron a mostrarse solventes desde el triple (7 de 16, un 43,8%), un aspecto fundamental para encarar la defensa zonal con la que el técnico Chris Fleming, intentó desafiarlos.
Los 24 puntos anotados por el Brose Basket en los dos últimos cuartos hicieron evidente la solidez defensiva del Barça Regal, que parece haber entrado en una línea de mejora que el domingo volverá a someterse a prueba en la siempre exigente cancha del Fuenlabrada. El equipo madrileño contará para el partido de la Liga Endesa con la presencia de su nuevo técnico, Trifón Poch, de 49 años, que será presentado hoy y pasará a ocupar la plaza de Porfirio Fisac, destituido el pasado martes.