ESTRATEGIAS DE LOS ORGANISMOS PÚBLICOS

La sede el Banc de Sang i de Teixits en el Distrito 22@.
 

El Consorci abre el concurso para el edificio del Banc de Sang

La entidad de la Zona Franca fija un precio mínimo de 45 millones de euros

La operación será el punto de salida para otras desinversiones inmobiliarias

SALVADOR SABRIÀ
BARCELONA
 
Las administraciones públicas y sus entes y organismos están optando por vender su patrimonio inmobiliario, si no es estratégico y obtienen buenas ofertas, como medida para lograr liquidez y mejorar sus cuentas. La Generalitat intentó, sin éxito, desprenderse de 26 edificios en un lote único. Después rebajó la oferta a 19 inmuebles repartidos en grupos y finalmente logró vender tres edificios. Ayer, el Consorci de la Zona Franca de Barcelona (CZFB) se sumó a esta estrategia poniendo en venta la sede del Banc de Sang i de Teixits.
La operación se hará mediante un concurso público, a partir de un montante mínimo de 45 millones de euros. Las ofertas, abiertas también a inversores internacionales, se podrán presentar hasta el próximo 7 de enero y la intención del Consorci es poder adjudicarlo durante el primer trimestre del 2013. La licitación se hará por el procedimiento abierto de venta en pública subasta.
El edificio está situado en el número 7 de la calle Lope de Vega de Barcelona, en el Distrito 22@. Tiene unos 13.000 metros cuadrados, con cinco plantas bajo rasante, planta baja y sótano. Pertenece al Consorci porque hizo la promoción sobre un derecho de superficie a 75 años concertado con el Ayuntamiento de Barcelona. El inmueble está arrendado por 50 años al Banc de Sang y Teixits. Según el Consorci, el centro no quedará afectado en su actividad a consecuencia del cambio de propiedad.

OBRAS SINGULARES / El inmueble lo construyó por encargo el Consorci y acoge a la entidad más importante de España en el tratamiento de hemoderivados y terapias celulares. Es obra del despacho de arquitectura de Joan Sabaté. Está considerado un edificio ejemplar por su sostenibilidad, pero, a causa de las características técnicas a las que obligaba su futuro uso, su construcción fue muy cara.
El Consorci, igual que hizo con otros edificios singulares por encargo en la anterior etapa en la que ejerció de promotor inmobiliario, utilizó financiación externa para estos proyectos. Los efectos de esa actividad se han convertido ahora en un lastre que le impide ejercer su actividad de promoción económica. El 2012, cerró el ejercicio con pérdidas. Aunque el edificio le aporta ingresos por el alquiler, el Consorci busca más liquidez. El concurso del edificio de Banc de Sang será una prueba para programar posibles ventas de otros edificios singulares en el futuro.
En su cartera inmobiliaria (que ha presentado en el Barcelona Meeting Point y en el reciente Fòrum Empresarial Catalunya-Rússia, en Moscú), destacan la sede de Telefónica en Catalunya; varios edificios en los antiguos cuarteles de Sant Andreu en Barcelona; la sede del Consell Audiovisual de Catalunya y el edificio Media Tic (16.000 metros cuadrados) ambos en el 22@; y el Eureka, relacionado con la Universitat Autònoma de Barcelona.