25 - N | LOS ECOSOCIALISTAS

Herrera ataca a PSC y ERC por hacer una oposición tibia

«Nosotros no hemos estado de vacaciones», reivindica el líder de ICV

CRISTINA BUESA
BADALONA
 
El grupo parlamentario de ICV-EUiA se pasó la corta legislatura pasada reivindicando que era el único que plantaba cara al president Artur Mas. A su juicio, la sustitución de líderes ha desorientado a los dos partidos con los que compartió Govern, PSC y ERC, con lo que los ecosocialistas aseguran haber llevado la voz cantante contra las políticas de recortes de CiU. Ahora, Joan Herrera aspira a capitalizar ese trabajo. El candidato ecosocialista aprovechó ayer la resaca de la huelga general para recordar qué ha hecho en los últimos años su coalición y, de paso, qué han hecho los demás. Sin acritud. Sin citas demasiado explícitas. Pero marcando terreno.
Viendo el descalabro del PSC en el que insisten los sondeos electorales y aprovechando que los republicanos están decididos a poner el acento en el discurso soberanista, ICV-EUiA se ha propuesto «liderar la alternativa de izquierdas». No obstante, como es habitual, su cabeza de cartel prefirió no dar números respecto a lo que considerará un éxito en las urnas. «Queremos un muy buen resultado», reclamó a los ciudadanos que el miércoles expresaron su descontento contra las «políticas de la troika: PP, PSOE y CiU». Actualmente, los ecosocialistas tienen 10 diputados y las estimaciones –teniendo en cuenta que más de un tercio de los electores siguen confesándose indecisos– les dan hasta 14.

SIN RENEGAR DEL TRIPARTITO / En una comparecencia en la Agència Catalana de Notícies, Herrera defendió que «las campañas deben tener memoria». Y aunque subrayó que su coalición ha apoyado las huelgas generales de los últimos años, evitó aludir directamente al olvido del candidato Pere Navarro cuando, el martes, dijo «no recordar» qué había hecho en la movilización contra el Gobierno del PSOE del 2010. Y a renglón seguido añadió: «Nosotros hemos estado en la oposición, no de vacaciones». Insistió en que ICV-EUiA ha denunciado casos de corrupción y que fue la única fuerza que votó en contra de la ley ómnibus. También hubo reproches –siempre con una sonrisa socarrona en los labios, pero reproches– a ERC, a quien censuró por haberse ofrecido a Mas como socio más fiable que Duran.
Sin embargo, Herrera prefirió no aparecer como una voz estridente y, al ser preguntado sobre una improbable reedición del tripartito, no la rechazó de plano. «Durante la campaña de las autonómicas del 2010 fuimos los únicos que no renegamos del tripartito», rememoró. Aunque hubo peros de cara al futuro. «Sería necesario que hubiera un mayor liderazgo de la gente de izquierdas», proclamó como guinda a la censura de sus excompañeros de viaje.

@CBUESA