LAS CUENTAS DE LA IGLESIA

El Arzobispado de BCN estudia cobrar entrada en templos históricos

EL PERIÓDICO
BARCELONA
 
El Arzobispado de Barcelona estudia que las iglesias históricas de la ciudad cobren entrada en aquellas horas de mediodía que están habitualmente cerradas –entre las 13 y las 15 horas– para contribuir a su mantenimiento, al igual que ya se hace en la catedral y en la parroquia de Santa Maria del Pi. Así lo expuso ayer el delegado de Economía del Arzobispado de Barcelona, Antoni Matabosch, en una rueda de prensa en la que dio cuenta de los ingresos y gastos del arzobispado en el 2011.
Matabosch consideró que «sería muy conveniente» que las iglesias históricas de Barcelona abrieran sus puertas en horas que actualmente están cerradas al público y en las que se podría cobrar una pequeña entrada para su mantenimiento y «sin pretender obtener rentabilidad» económica de las mismas. Puso como ejemplo la iglesia de Santa Maria del Pi, en el barrio Gòtic, que ha creado un pequeño museo y cobra una entrada de tres euros para subir a sus torres y a la cubierta.