25 - N | LOS REPUBLICANOS

ERC pide un banco público para ayudar a las empresas

Junqueras sugiere que la nueva entidad financie las infraestructuras

XABIER BARRENA
BARCELONA
 
El mejor momento del capitalismo, ese cuarto de siglo de oro que transcurre entre el final de la segunda guerra mundial y el abandono por EEUU del patrón oro en 1971, coincide con el intervalo de mayor presencia del sector público en la economía de los países industrializados. Con esta premisa y siempre bajo la potente luz de la crisis actual, el líder de ERC, Oriol Junqueras, propuso ayer la creación de un banco público catalán (lo que en su opinión debería de estar haciendo el Institut Català de Finances) que ayude a las empresas catalanas y a los emprenedores.
El ejemplo que usa Junqueras en los mítines, y también ayer en un seminario de la Fundació Irla, en la UPF, es el de la internalización de los costes de vender al extranjero. Si la venta se hace a 30 o 60 días, en la actualidad es el empresario el que asume los costes de ese decalaje. En oposición, en países como Alemania u Holanda, sigue Junqueras, es ese banco público el que paga al momento al empresario para recibir la entidad el pago a los 30 o 60 días.
¿Y eso por qué? Básicamente porque el dinero que fluye por los mercados, especialmente el que corrió hasta marzo del 2010, con el precio del dinero al 1%, ha servido a los bancos para aumentar sus reservas, pero sin ningún atisbo de capilaridad que permitiera hacer llegar ese dinero al tejido productivo.

EL DOBLE PAPEL DEL BCE / En el retrato económico que trazó el candidato republicano hubo también tiempo para el Banco Central Europeo (BCE). A su entender, este organismo, además de actuar como banco emisor «debería ser un instrumento de desarrollo económico, por ejemplo, para financiar grandes infraestructuras consideradas prioritarias por la Unión Europea, entre ellas el corredor mediterráneo».
El impulso público a las grandes obras que abren la puerta a crecimientos económicos fue algo ya ensayado por la administración norteamericana en los años de la gran depresión. E imitado a muy pequeña escala (y con proyectos que no revertían en la sociedad, solo creaban empleo temporal) por José Luis Rodríguez Zapatero.
Según Junqueras este banco público catalán, siempre en el horizonte de un estado independiente, debería actuar, también, del mismo modo. Es decir, situarse como facilitador para que obras como el mismo corredor mediterráneo o el enlace del puerto de Barcelona y Tarragona con el Eix Transversal, sean al fin una realidad.
Otra iniciativa que propone Junqueras es el establecimiento de un impuesto sobre los depósitos bancarios. La clave, que el dinero fluya.

@XABIBARRENA